JELLO BIAFRA AND THE GUANTANAMO SCHOOL OF MEDICINE.- RESURRECTION FEST 11/06/18

CRÓNICA JELLO BIAFRA AND THE GUANTANAMO SCHOOL OF MEDICINE
Nuevamente, como cada año, acudimos a la llamada veraniega que presagiaba bendecirnos con episodios vitales dignos de ser rememorados y encumbrados a nuestra memoria personal y colectiva para el resto de nuestros días de existencia; y así fue. Desde que el arrobamiento primerizo e inicial del Resurrection Fest nos contagio irremisiblemente, a través de su propuesta músico-cultural asociada a un desarrollo organizativo, comprometido con la seriedad y profesionalidad, lo cual se ha traducido y extrapolado directa y proporcionalmente, a obtener la categoría de excelencia y comodidad en la realización de sus distintas actividades, conciertos y eventos musicales, nos consideramos unos ilustres agraciados al ser correspondidos con el reconocimiento de la organización y grupos musicales asistentes. Para Planet Caravan no hay moneda de mayor valor y pago más fraternal y sincero que la complicidad y amistad generada y sustentada durante años. Infinitas e incontables palabras no reproducirían nuestro sentimiento de gozo eterno y complacencia con las experiencias vividas en esos 4 días de festival.


Simplemente con los tres conciertos que alojamos en las retinas de nuestra veteada memoria, correspondientes a la Warm- Up Party o fiesta inicial de presentación del evento, identificados con los grupos Riot Propaganda, Jello Biafra And The Guantanamo School Of Medicine, y Ministry (resaltar y destacar el acierto de la organización al celebrar los mismos, en el segundo escenario principal del recinto y no en la habitual carpa, lo cual facilitó la congregación y esparcimiento del considerable público en los continuos circle pit, mosh, contribuyendo significativamente al disfrute de tod@s l@s asistentes en dicho día),quedamos infinitamente complacidos con nuestro viaje hacia tierras y regiones de la costa gallega, con lo que todo ello implica de beneficioso para el cuerpo y alma anhelante de reposo y desconexión laboral y personal.

Centrándonos y ahondando en la actuación de Jello Biafra y su actual banda, destacar la impronta irónico reivindicativa que siempre le ha definido, manteniendo y alimentando sabiamente dicha característica en sus destacados trabajos y proyectos de estudio e innumerables directos ( en los seminales e imperecederos por derecho propio Dead Kennedys, Lard-grupo musical de corte industrial con miembros de Ministry y Revolting Cocks entre sus filas-, o con los nunca bien ponderados y dioses canadienses del punk-hard core “progresivo”, NoMeansNo). Tras décadas de compromiso social, destacándose como uno de los popes del punk rock americano, fiel a sus principios fundacionales, conformándose y convirtiéndose en el azote público y directo hacia las más estupidizantes y aberrantes conductas de gobiernos americanos y mundiales que están siendo conducidos por las histriónicas e ignorantes medidas de los actuales y otrora mandatarios políticos, además de enfocar su objetivo sobre aquellos grupos de presión y empresas transnacionales que dirigen nuestras vidas y economías en función de su tabla de balanza ganancial, su mensaje es claro y directo. No seamos borreg@s alinead@s con los estilos de vida y formas de interrelacionarnos que intentan silenciar y apaisar nuestras singulares y enriquecedoras particularidades, desarrollemos nuestro espíritu crítico por medio de la cultura y una formación intelectual adecuada que otorgue libertad y significancia a nuestras inquietudes personales, allende de tanto contenido insubstancial difundido y saturado a través del espacio virtual y redes sociales.


Con temas como “Nazi Punks Fuck Off”, “Too Drunk To Fuck”, “Holiday In Cambodia” o “California Über Alles” (todos ellos pertenecientes a la banda matriz, Dead Kennedys), la tormenta desatada sobre el escenario, trasladada eficientemente hacia el público por los miembros de la banda a través de una encolerizada y correcta ejecución de sus instrumentos, siguiendo a pies juntillas las directrices y cánones del añejo punk rock identificado con los preceptos ejemplificados en la década de los años 70 y principios de los 80 (una delicia para los sentidos de l@s más puristas y afines a la autenticidad interpretativa), logró aunar una correspondencia perfecta en la cual, cada asistente respondió a la misma coreando cada estrofa, mientras torbellinos incontrolables de viscerales emociones y mareas de sentimientos, se entrelazaban en perfecta y rabiosa comunión. Como añadidura y guinda a tal festín de gozosa digestión, temas actuales y propios de la banda, como “Pentagram Pajama Party”, “John Dillinger” o “Satan´s Combover”, diatribas convertidas en musicalidad celestial hacia ese paleto pelirrojo que intenta sumir a Norteamérica nuevamente en las miasmas del retrogradismo que intenta afianzar a través de mensajes incoherentes de Twitter y una oleada de “Fake News” dispuesta a ser ingerida por su cohorte de seguidor@s de la “White Trash” americana y mundial.


Dios Salve a Jello Biafra y sus recién cumplidos 60 años. Nunca te jubiles ni decaigas en tu empeño de contraatacar a la estupidez e ignorancia.

Texto: Felix Marrero

Fotos: Maico Delgado

Author: maico.delgado

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.