CRONICA SUICIDAL TENDENCIES RESURRECTION FEST (6/7/2017)

CRONICA SUICIDAL TENDENCIES RESURRECTION FEST (6/7/2017).- Se conjuraron los iníciales acordes de “You Can´t Bring Me Down”, y la llamada a nuestros recuerdos de reivindicación y hedonismo adolescente, no se demoró ni un instante, aflorando en un estado sensorial que mutaba en saltos de exaltación, abrazos de sincera amistad, y circle pits de complicidad con la troupe de canarios que estábamos allí presentes. El ambiente de Venice Beach venía a instalarse en el escenario principal del Resurrection Fest, con todo lo que ello conlleva para estos supervivientes de Los Ángeles. Tod@s hemos vivenciado y padecido un episodio de sensible hundimiento en nuestro desarrollo vital, y para tales momentos fue creado y forjado dicho tema; para enseñarle el Middle Finger a la envida, estulticia, ponzoña, y dolor insano de la vida. Destacar que dicho tema se conformó como respuesta crítica lanzada hace décadas contra el PMRC, aquella organización institucionalizada de padres fomentada en la etapa más conservadora de la era Reagan, que pretendía salvaguardar los valores morales y éticos de sus hijos y adolescentes a través de una visible pegatina adosada en la portada de los Lp´s que consideraban agitadores en el pensamiento y amenazaban con hollar en mácula sus monacales conciencias; todo estructurado sobre una patina de hipocresía cristiana y doble moral facinerosa, que posteriormente mantuvo su continuidad con George W. Bush y sus andanzas por el mundo como Padre Supremo de los Ignorantes.

Continuamos el festín sonoro con “I Shot The Devil”, y su clara referencia en forma de disparo mortal en la sien, a aquellos dirigentes que han generado las mayores masacres y desgracias humanitarias sobre la faz de la Tierra, con sus conductas y decisiones de marioneta, tras las cuales se encontraban las mismas empresas transnacionales que a día de hoy deciden si pierdes tu casa, trabajo y/o familia. Vuelve a aflorar el nombre de Reagan en todo su apogeo. Todo ello con una base rítmica sopesada e impelida por un tal Dave Lombardo y Ra Diz, casi nada. Si lo de Eric Moore a la batería era para dignificarlo en cada pegada de caja y bombo, lo de Lombardo es para exponerlo en las clases de aprendizaje musical en modo loop eternamente continuo. Especial mención al anteriormente referenciado Ra Diz, ya que le ha otorgado ese símbolo distintivo de funky acelerado que hemos degustado con deleite supino en gran parte de la discografía de sus miembros más señeros, como han sido las bandas Infectious Grooves y Cyco Miko, haciendo especial hincapié en aquellas partes en las que el ritmo exigía un desboque doctrinal categórico. Todo ello dirigido y acompasado con los aspavientos y mandobles de un Mike Muir que sentó cátedra en el mundo del crossover y hard- core, referente por su inveterada afición al skate y surf, además del esparcimiento con pesas y mancuernas en las soleadas instalaciones al aire libre de Venice Beach.

Con” Clap Like Ozzy” dejaron una patente evidencia que mantienen intactas todas esas habilidades que les han caracterizado para conformar temas imperecederos, dignos de permanecer en forma de Lp´s en nuestras estanterías. “Trip At The Brain”, “Subliminal”, “War Inside My Head”, “Possesed To Skate”, “I Saw Your Mommy” daban cuenta de un glorioso y excelso pasado que nunca dejo de serlo, ya que actualmente, una sola nota de los mencionados himnos, presentan mayor proyección temática y presencia musical, que cualquier bufonada actual pergeñada al albur de una pseudo modernidad que se revuelca en ridiculez, carente de honestidad y estilo.

Y para finalizar, “How Will I Laugh Tomorow” y su sempiterna letra que nos recuerda cómo vamos a reír al mañana cuando hoy no puedo sonreír. Una clara referencia a la herencia social que nos han dejado aquell@s que debían situarnos en una posición digna para el desarrollo de nuestras vidas. Y esto ya se cantaba a viva voz en grito, con claridad meridiana, en 1988. Para finalizar, “Pledge Your Allegiance”, entonando como posesos su estribillo. Enarbolamos nuestra personal bandera existencia con el lema de “Sucidal For Life……”. Simplemente, imperecederos en la gloria. Eternas gracias Resurrection Fest por incluirlos y realizar nuestros sueños más deseables.

Crónica: Felix Marrero

Fotos: Maico Delgado

Author: maico.delgado

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *