EL COLECCIONISTA: INCUBUS MAKE YOURSELF (1999)

Hace cosa de un mes me ha llegado a casa mi copia en vinilo edición 20 aniversario del increíble álbum de IncubusMake Yourself.

A pesar de tener todos sus discos en CD, quería disfrutar de esta obra de arte hecha música en formato de acetato. Aunque no es el formato original en el que se editó el mismo, puesto que en aquella época (26 de octubre de 1999) su publicación principal fue en formato compacto, el cual tuvo que lidiar duramente con las plataformas que empezaban a aparecer como:  Napster, Emule etc… fue una época dura para los músicos. En aquella época aparecieron grupos como: Slipknot, Limp Bizkit o Korn que promovían un nuevo concepto de Metal, aunque Incubus no entraba en ese concepto, sí que formaba parte de una fórmula que ya antes habían utilizado grupos como Red Hot Chili Peppers o Faith No More, en mayor o menor medida, son grupos que también fusionaron el Funk, el Rap con el Metal o el Rock.

Make Yourself fue en punto de inflexión para Incubus,  después de la publicación de su anterior álbum S.C.I.E.N.C.E. algunos cambios llegaron al seno de la banda californiana, la más importante, diría que es la inclusión en sus filas de su nuevo componente: DJ Kilmore que entra a los platos tras la salida de DJ Lyfe.

En los álbumes anteriores de Incubus hay un sonido más Funk-Rock propios más del origen de la banda, sin embargo en este disco, la banda se encuentra en otro nivel de madurez  e incluso las letras de Brandon Boyd van por otros derroteros. Han dejado de lado la parte más experimental para centrarse en lo que sería su estilo definitivo.

El disco fue producido por Scott Litt, reconocido productor americano que ha trabajado con grupos como R.E.M. o Nirvana (In Utero, MTV Unplugged , etc…), sin duda Scott supo sacar de la banda de Calabasas su mejor versión, tanto en este álbum, como en su siguiente obra Morning View, para mí los 2 mejores discos de Incubus. Los ayudó de buena manera a pulir su sonido y a formar la base de lo que son hasta su último trabajo.

El álbum se abre con Privilege, uno de los temas cañeros del disco, la verdad que es un tema que dan buen rollo (aunque casi como el álbum) sobre un riff brutal de Mike Einzinger, que nos da el pie de la misma, la voz de Boyd se mueve como pez en el agua, destacaría el corte a mitad de canción para meter esos scratches para unificar con el estribillo de la canción, sin duda unos de los mejores cortes del álbum. El segundo tema Nowhere Fast, aparece con una línea de bajo bastante potente y sigue de la misma fórmula con un estribillo pegadizo donde la interpretación vocal de Brandon es sobresaliente, en algunos transcursos de la canción parece tener una pequeña mezcla de trip-hopConsecuence es el tercer tema, sigue el mismo estilo de las anteriores, pero con el tempo más pausado, hasta que la garganta de Boyd hace gala de un tremendo registro, que alterna con la parsimonia de la canción que se desata en el estribillo. Con The Warmth estamos ante uno de los mejores temas del álbum, una intro hipnótica da la salida al corte, que sigue con sendos Riffs a la par de la voz más melódica de Brandon, es un tema muy pausado, pero no exento de calidad, una letra más intimista, tema para poner, relajarse y escuchar tranquilamente, el solo de Mike sin ser nada del otro mundo me encanta como hace aparición en el mismo y sigue sin control hasta casi el final de la canción, donde vuelve al riff inicial. Otra de mis favoritas: When It Comes muy estilo Incubus, parte melódica mareante de Boyd hasta llegar al estribillo donde sigue un alarde de notas del cantante con una melodía que se te clava en la mente, sin duda un temazo, la parte final del tema se vuelva cañera entre riff y scratches. La suave intro de Stellar nos hace prever una canción de amor, aunque no por ello es una canción lenta, tiene pasajes lentos para el cuerpo de la canción, sin embargo, al llegar al estribillo se mueve por partes más cañeras, fue el segundo sencillo del disco, otras de mis favoritas. Make Yourself a parte de dar título al disco, también es la séptima canción del álbum, parte de una intro semi acústica, y empieza el tema con tempo lento que se acelera sobre todo del 1er estribillo hacia adelante, y al final se acelera  más aun donde la garganta de Boyd hace lo que quiere y da otra connotación al tema, reivindicativa la letra para mostrarnos tal y como somos sin conjeturas y en cualquier situación, uno tiene que ser uno mismo. Poco podemos decir de Drive, 3er sencillo del álbum, y junto a Pardon Me, podemos decir que son las canciones más conocidas de Incubus, comienza de manera acústica mezclándose con los platos de DJ Kilmore, hasta donde llega a ese reconocidísimo estribillo de la canción, es una tema muy tranquilo y pausada, pero de una calidad altísima, otra pedazo de letra intimista del señor Boyd que va desde el sentimiento más profundo a la hora de actuar de una u otra manera sin ser presos del miedo, ideal para la radio fórmula que no tardó en ser radiada una y otra vez. Clean es el siguiente tema, que empieza con esos bongos mezclándose poco a poco con la batería con los platos, con el bajo y ya entra la guitarra en conjunto para parar en seco y que entre la voz de forma lenta y melódica hasta que comienza el estribillo, no es de las mejores del disco, pero se deja escuchar. Battlestar Scralatchtica es un tema instrumental, montado muy guay sobre la línea de bajo de Alex Katunich, donde sobre todo, los platos son los protagonistas del tema, DJ Kilmore se luce para justificar de buena manera su fichaje por la banda de California, rollo muy funky, nos da respiro en el disco, y a mi parecer aunque corta la dinámica del álbum, para nada me parece q no encaje en el mismo. Otro tema de amor hace aparición: I Miss You, es el siguiente corte, habla sobre echar de menos a alguien, tal y como dice el título de la misma, un tema lento y pausado, donde sigue esa voz tan melódica del señor Boyd, la acompañan uno sonidos un tanto raro, que dan algo diferente, el tema es lineal, pero la letra está bastante chula. Momento para el primer sencillo del álbum, y quizás tema más conocido de Incubus: Pardon Me, un tema que comienza suave, pero q se convierte en un in crescendo, con un estribillo demoledor, se construye sobre una mezcla entre scratches y batería, el riff da pie al estribillo, la voz tanto melódica como gritona navega por todo el tema, lo que la convierte en un auténtico temazo, bien ubicada deja el álbum bastante bien equilibrado y en un clímax que culmina Out From Under que comienza a tope de caña, sin embargo, baja la tensión para que entre la voz, y vuelve de nuevo a la caña al comenzar el estribillo sobre la base de guitarra y bajo, también un estribillo que se te mete en la cabeza, a mediados de tema, hay una parte instrumental bastante chula, tipo jam, que vuelve a romper Brandon para entrar a tope con su garganta.

Sin duda estamos ante uno de sus mejores trabajos (para algunos su mejor álbum), es un disco muy equilibrado entre caña y melodías, con unas letras intimistas que te plantearte muchas cosas de la vida, si son tal y como las cuentan, o son como tú quieres que sea.

Sin duda es el nexo entre los Incubus más adolescentes y los más maduros como se puede ver ya en su siguiente álbum: Morning View.

Articulo de Yeray Yei23

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.