BLACK SABBATH: PARANOID (1970)

BLACK SABBATH PARANOID

BLACK SABBATH PARANOID

Comenzamos la semana con una nueva retrospectiva muscial. Recuperamos hoy el Paranoid de Black Sabbath que este año cumplió la friolera de 50 años.

El 18 de Septiembre de 2020, se han cumplido cincuenta añazos de esta Masterpiece, sin duda, uno de los discos mas importantes de la historia de la música, y que ha sido gran parte de los ladrillos que han construido los cimientos de lo que hoy conocemos como: Heavy Metal.

En 1970 y tras la publicación de su primera obra, también, titulada: Black Sabbath, publican: Paranoid, su segunda entrega. Aun siendo editado en el mismo año, la evolución en lo musical es más que notable, siguen las atmósferas asfixiantes de su primer álbum, la distorsión, la sonoridad tenebrosa, etc… Evidentemente estas atmósferas, y esos toques bluseros son si duda parte de el ADN de su estilo musical.

El productor Rodger Bain (Judas Priest, Budgie, Freedom, etc…) se hace cargo de la producción, se le asume ese sonido denso y pesado de cualquier de los discos donde aparece como productor.

En lo referente a las letras siguen haciendo mención al diablo, satán, política, la guerra y como no: Las Drogas, estas fueron artífices de los grandes álbumes de la banda Inglesa, y la gran influencia para sacar letras y música sin igual.

El disco inicialmente iba a llamarse War Pigs, pero la discográfica no estaba conforme puesto que el tema del conflicto de Vietnam estaba reciente e hizo al grupo cambiar el nombre por Paranoid. Mismo título tiene la primera canción del album: War Pigs , inicialmente, se iba a llamar: Walpurgis (Festividad pagana también conocida como la Noche de las brujas), pero debido al contenido “satánico” de dicha fiesta, nuevamente, la discográfica presionó a los de Birmingham para cambiar el nombre por War Pigs, su letra es meramente bélica, y nos habla sobre los horrores de la guerra del Vietnam, y como los políticos y las grandes corporaciones se enriquecen con todo lo relacionado con la guerra, servía como canción protesta frente a todos esos tiempos de guerra que se estaban viviendo en el mundo en aquella época, recordemos que estábamos en los tiempos de la finalización del: Flower Power y el movimiento Hippie, aun no siendo Black Sabbath seguidores de ello, sí que al menos tenían la idea y la consciencia de ello. La canción con esa letra diferente aludiendo a Satán, llegó a lanzarse en un bootleg en formato vinilo titulado: Walpurgis – The Peel Sessions 1970 (el cual tengo en mi colección en formato vinilo) y también formó parte de The Ozzman Cometh, disco recopilatorio de Ozzy Osbourne lanzado en 1997 (el cual también dispongo en formato compacto). La letra la escribió Geezer Butler y estaba basada en el libro: The Devil Rides Out, obra de Dennis Wheatley, en la que unos satanistas invocan a Satán para después huir despavoridos en busca de un sacerdote al darse cuenta del mal que habían desencadenado. El tema comienza con una intro densa y pesada, un riff muy característico de Iommi donde suena esa especie de sirena que nos transporta directamente a una trinchera, de repente a ritmo de batería de Bill Ward, Ozzy hace su entrada y comienza a lanzar sus versos, Iommi nos sigue deleitando con grandes riffs y Ozzy de manera rítmica nos lleva por todos esos siete minutos , las partes instrumentales del tema son de una calidad tremenda, hacen esa Jam que para mi es una de los atractivos de la canción, lo bueno es que se escuchan todos y cada uno de los instrumentos de manera clara, la canción termina con un outro brutal donde las seis cuerdas del maestro Tony destaca por encima de de todo, el tema se acelera para dar final al mismo. Sigue siendo uno de los temas clásicos y que no faltan en sus apariciones en directo.

Otro tema que no falta, incluso en los concierto de Ozzy en solitario es: Paranoid, no solo le da título al disco, sino que también es uno de los más afamados temas de la banda inglesa, un brutal, rápido e hipnótico riff de Iommi forma la columna vertebral de este rápido tema que en todo momento te lleva a esa situación de paranoia a la que nos quiere transportar, uno de esos riffs característicos del género y con el que muchos aprenden a tocar la guitarra. La increíble voz de Ozzy nos lleva a ese estado de casi desesperación, el bloque rítmico sigue perfecto en todo el tema, para rematar con ese solo distorsionado de guitarra. Un tema que fue el último en ser compuesto y que entró en el disco por lo pelos, puesto que veían el álbum corto, y necesitaban un tema más, el cual compuso Tony solo en el estudio, cuando los demás miembros habían ido de farra. La letra curiosamente trata sobre la depresión, esa especie de estado de bajón que te da cuando los efectos de la droga desaparecen de tu cuerpo. Planet Caravan, no solo da nombre a nuestra página, sino que es el nombre del tercer corte, un tema lento, parsimonioso y con pinceladas de brocha gorda de psicodelia, en este caso mr Ozz canta con un filtro en la voz que parece que nos esté contando una historia desde la lejanía, un tema que se sale del estilo de BS, no hay batería, Ward toca unas congas, y tanto la guitarra de Iommi como el bajo de Butler acampan libremente por toda la melodía, tema de una extrema sutileza que nos regala algo de calma antes de llegar ese temazo llamado: Iron Man, otro de esos riffs característicos del heavy metal, y que todo aquel que aprende a tocar la guitarra, toca de manera intensiva, uno de los temas clásicos de las recopilaciones del rock y de la música pesada, y de esos temas que seguían formando parte de su setlist hasta el momento que se retiraron.

El tema es comienza con ese bombo de Ward y esa distorsión de guitarra, hasta que dan entrada al riff principal y tan característico, es un medio tiempo tirando a lento, que se desata en diferentes partes del mismo, donde sí que dan velocidad a la composición, sobre todo en la parte del solo, la parte instrumental es brutal, como en todo el álbum, luego vuelve a ralentizarse para volver al cuerpo central del tema, la voz de Ozzy es totalmente hipnótica (incluso suena enlatada al principio para darnos ese primer: iiiiirrroooonnnn maaaaannnn, cosa que sucede con el riff cuando se funden ambos, para deleitarnos con una parte final totalmente desatada donde incluso Tony mete otro solo de guitarra, en este caso sí que dobla la misma, un bajo galopante de Geezer y Bill aporreando los parches para terminar el tema en seco, una brutalidad de tema. La letra habla sobre la ciencia ficción, directamente pensamos en el personaje de cómic creado por Stan Lee & Jack Kirby entre otros. A ritmo completamente de funeral entra: Electric Funeral, primera canción del lado B del álbum, un tema lento y se monta sobre un riff de Tony y las cuatro cuerdas densas de Geezer, un tema completamente doom, la voz de Ozzy canta también de forma parsimoniosa, lo que nos da esa sensación de asfixia total, a los dos minutos el tema cambia totalmente y se acelera, la parte instrumental vuelve a ser de categoría top, Ward golpe los bombos a tope y la voz de Ozzy se acelera con el ritmo, el sonido del bajo es galopante, recién termina la parte rapida, vuelva a la parte lenta del inicio, para finalizar lentamente con otra parte instrumental, la letra en esta caso habla sobre el drama del holocausto nuclear. Hand Of Doom entra con el bajo dando el pie, y con una parte jazzística entran Ward y Ozzy, comienza paulatinamente de menos a más, hasta que se rompe con una aceleración tanto en instrumentos como con mr Ozz, como en temas anteriores, a los dos minutos el tema de desata, y aumenta el ritmo tanto a nivel instrumental como a nivel vocal, en este tema, destaco la voz de Osbourne, que me parece que está soberbio, como es capaz de pasar de agudos a graves casi sin esfuerzo, y como es capaz de transmitir sensaciones con su garganta, después de la tormenta musical, vuelva a la calma inicial, la letra habla sobre el consumo de drogas de aquellos soldados que volvían de Vietnam, concretamente de la heroína, que la utilizaban para olvidar toda la mierda vivida en la guerra. Un tema instrumental llamado Rat Salad es el siguiente corte, aquí la banda se luce de manera descomunal, realmente durante todo el álbum, las partes instrumentales son sobresalientes, así que estando en plena forma, deciden meter este corte, sobresale y de qué manera Mr Bill Ward detrás de los parches, golpea de manera certera y apasionada. Para finalizar el album otro de esos temas clásicos de la banda, y otro de esos que son necesarios en cualquiera de sus recopilatorios: Fairies Wear Boots, entra con un riff totalmente distorsionado de Iommi, esta parte instrumental parece seguir donde lo dejó Rat Salad, solo lo rompe la voz de Ozzy que aparece con un tempo lento, sigue de manera soberbia en lo vocal, cambiando de tono cuando le viene en gana y sobre todo en el momento justo que el tema lo requiere, el tema se va acelerando mediante pasan los minutos, el solo de guitarra es muy característico y las partes rítmicas colocadas en su justo lugar, parte vocal y musical se alternan para el lucimiento de la banda, finaliza el tema con un riff de Tony, con este tema, me parece increíble la manera de finalizar el disco, la canción está inspirada en una pelea en la que la banda se había metido la noche antes de entrar a grabar y en la que Iommi salió mal parado, aunque la letra parece que hable de otro tema que no fuera una pelea sino más bien de algún viaje experimentado por la banda por el abuso de ciertas sustancias alucinógenas.

La portada está diseñada por Marcus Keef, y en la imagen se ve una figura totalmente difuminada con un casco, un escudo y una espada, evidentemente, la portada se pensó cuando el album se iba a llamar War Pigs, y no Paranoid, con lo cual tenia mucho mas sentido esa portada con tipología bélica, que con Paranoid.

Este año se han cumplido 50 años de la realización y lanzamiento de esta Masterpiece, lo han celebrado por todo lo alta con varias ediciones, y esta super deluxe incluirá una variedad de material distribuido en cinco LPS. El primero es el influyente álbum original, el segundo LP presenta una rara mezcla cuádruple de 1974 del álbum plegado a estéreo. Los tres LPS restantes se componen de dos conciertos de 1970, de Montreux y Bruselas, ambos impresos en vinilo por primera vez.

Un disco que ha sido y sigue siendo referente para muchos grupos y artistas que ya han tenido una dilatada carrera como: Pantera, Black Label Society o Metallica o como para otros que empiezan desde la nada y comienzan a componer sus canciones o tocar sus primero riffs.

IMPRESCINDIBLE

Texto: Yeray Yei

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.